La “simpatía” de MORENA vs el PRI

La “simpatía” de MORENA vs el PRI

 

Por José Luis Cruz V.
Twitter @JLuisCruzV

Previo al inicio oficial de la campaña rumbo a la Presidencia de la República la guerra sucia no se ha hecho esperar, las acusaciones y los trapitos al sol comienzan a salir a plena luz cómo “lavanderas”, sin embargo el moustro al que se está enfrentado el PRI y el mismo frente, recolector de partidos y botes pateados, se llama MORENA.

MORENA o “prieta” cómo es para el líder tricolor, ha sido desde su fundación el partido al que todo mundo le ha echado el ojo, ya sea para bien o para mal.

Sin embargo, es evidente las últimas encuestas y los instrumentos de medición que han implementado distintas casas encuestadoras, y con ello aclaro lo siguiente: NO ESTOY A FAVOR DE AMLO, sin embargo esta columna es plenamente de opinión y es que el moustro al que el partido en el poder de cierta manera le ha declarado la guerra, ha venido trabajando desde hace varios años.

Es muy fácil pensar e incluso tomar el Manual Practico para Campañas del INEP y justamente situarnos en el tema de “Percepción” y darnos cuenta que todos los mensajes en diversos cameles comunicativos que han lanzado los afiliados y el mismo Andrés Manuel los podemos relacionar con lo que nos contribuye dicho manual elevadora en 2006, cada quien su criterio, te comparto la versión digital:

Sin embargo, como analista al hacer sondeo a la población y escuchar la vox populli, me he dado cuenta de ciertas cosas que los “gobiernos” tradicionalistas, si estos que son amarillo, tricolores y azul se habían olvidado y es que en las delegaciones en que el partido de Andrés Manuel López Obrador gobernó, la percepción es distintas a las otras, el principal objetivo de quienes estuvieron a frente de los cargos fue escuchar a los habitantes, escuchar las necesidades y acercarse a la gente, ya sea con traje, saco, huaraches se acercaban y realizaron obras que beneficiaron sino al 100% a los habitantes si a quienes laboran dentro del sector gubernamental, regresaron esa identidad a los trabajadores, la identidad que los partidos anteriores habían quitado.

El caso claro es la Cuauhtémoc, y es que a pesar de que Muñoz Soria del PRD quería jugarle”de a pechito” con Ricardo Monrreal, éste la perdió al solo encabezar con sus “cuadrillas” y así ganar votos, además de que pidió a los administradores de centros deportivos apoyo con playeras para campaña, así como lonas publicitarias. En cambio Monreal Ávila, al que mucho se le criticó, fijó su postura y conservar a los verdaderos trabajadores de la demarcación y en primera instancia limpió la nómina de aquellos aviadores que casualmente tenían que ver con Muñuz Soria, Agustín Torres y algunos amiguillos más de ellos, escuchar a los habitantes fue la estrategia antes, durante y después de las elecciones, para sí reconocer los principales problemas a los que se enfrentaban los habitantes de la Cuauhtémoc, siguió con la construcción y remodelación de los inmuebles condiciónales, no para beneficio de la ciudadanía, para quienes laboran dentro de aquellos lugares, lugares que administraciones anteriores habían convertido en un chiquero entre rata, lonas y tranzas que escondían, y es que estas acciones las vimos en Cuauhtémoc, pero al escuchar a los habitantes de Tlalpan, donde estuvo al frente Claudia Sheinbaum se repite la historia.

La cuestionante es ¿por qué el PRI está ardido si no ha escuchado a los mexicanos? pero ahora si, es cuando está tonando los dedos para ganar votos, para crear simpatía entre los mexicanos y recordar que ellos han estado al frente, haciendo y des haciendo “para los mexicanos” típico discurso ambiguo del que no pueden pasar, por que se hacen los sentidos y ciegos, ya vemos claramente a Cesar Camacho, típico discurso con camisa amagada y sus pantalones de mezclilla que no le quedan o a Jose Antonio Meade en discursos con empresarios en el que se ve claramente que le compararon el traje un día antes y aún  así quieren darle un bolillo para el susto al pueblo amenazando de que Morena va a convertir al país en Venezuela?, no nos hacen ningún favor señores politiquillos.

La clave siempre ha sido enfocarse en la problemática social, erradicar lo que le afecta y así tener a las dos partes agradables, ahora resulta que “El príncipe” de Nicolas Maquiavelo ya se les olvidó así como la constitución, por eso es que en este momento ya no saben cuanto invertir, cuanto más jalar y buscar alborotadores para ganar los próximos comicios electorales, pónganse a trabajar, en el momento de trabajar, no cuando ya tengan la soga en el cuello.