• Home »
  • Política »
  • Comité de ética de Cámara de Diputados obligará a Cipriano Charrez a considerar renuncia tras accidente en Ixmiquilpan

Comité de ética de Cámara de Diputados obligará a Cipriano Charrez a considerar renuncia tras accidente en Ixmiquilpan

Comité de ética de Cámara de Diputados obligará a Cipriano Charrez a considerar renuncia tras accidente en Ixmiquilpan

El vicepresidente del Comité de Decanos de la Cámara de Diputados, Antonio Ortega Martínez informó que la próxima semana Pablo Gómez Álvarez, Presidente de esta instancia legislativa, deberá convocar a la integración del Comité de Ética ––una vez ya instaladas las más de 40 comisiones de esta LXIV Legislatura- y comenzar con el primer tema que pudiera ser el del diputado federal de Morena, Cipriano Charrez Pedraza, recientemente involucrado en un choque vehicular en Ixmiquilpan, Hidalgo, donde murió calcinado un taxista además de que otras personas resultaron con daños materiales.

 

Ortega Martínez explicó que la sanción del Comité es de carácter simbólico y tiene que ver más con lo ético -que va desde amonestaciones públicas y privadas, hasta la suspensión de la dieta (que es lo menos). Aclaró, sin embargo, que una amonestación pública obligaría a una definición de responsabilidad moral por parte de Charrez y considerar si cree que puede seguir representando a los hidalguenses que le dieron el voto de confianza, o debe presentar su separación del cargo.

 

“El tema jurídico y la responsabilidad del accidente están a cargo de la Procuraduría General de Justicia del estado; pero para nosotros -en la Cámara de Diputados- lo más importante es el tema ético. El haber dejado a la persona incendiándose dentro del vehículo y salga tapándose la cara para que no lo identifiquen, es una barbaridad, es inaceptable en un representante que -se supone- es un ciudadano con principios, valores y tamaños”, sostuvo.

 

Antonio Ortega añadió que no se puede hablar por el momento, de la posibilidad de quitarle el fuero como pedía uno de sus compañeros de Morena; porque primero se debe demostrar que cometió un delito y el Ministerio Público y el juez hagan llegar, en su caso, la notificación a la Cámara para emprender ésta, el juicio de procedencia hasta llegar al retiro de esa prerrogativa.

 

Lo importante por ahora, refirió, es que el Comité de Ética intervenga y llegue a una resolución con la consiguiente amonestación pública contra el diputado que incurrió en una conducta reprobable e inapropiada: “Es inadmisible que haya ido manejando o con su chofer (eso se va a esclarecer); haya ido tomado o no tomado (eso también se va a esclarecer); haya ido a alta velocidad o conduciendo de manera irregular (igual se va a esclarecer); y haya salido de su vehículo viendo que la otra unidad estaba incendiándose y que un ser humano seguía ahí, mientras que -él bajo el argumento de que “había sido dañado”- lo dejara morir, mientras vemos que otro joven llega y -de una patada- rompe un vidrio, mientras otros piden ayuda a gritos algo para apagar el incendio”.

 

“Un accidente automovilístico –añadió el decano– todos lo podemos tener y eso se esclarece, no es un delito grave aun haya habido muertos o lo que se quiera, es un accidente, lo que es grave y sobre todo transcendental, por lo que esto significa políticamente, es que el diputado debió ser el primero en ayudar ¡Son los hechos los que hablan de nuestras conductas, y es lo que va a calificar el Comité de Ética: la conducta vergonzosa del diputado!

 

Antonio Ortega refirió igualmente que fue él quien -durante la instalación del Comité de Decanos para los efectos del Comité de Ética- puso sobre la mesa el tema de Charrez (solo de propuesta); pero sus se le respondió que “habría una intervención indebida del Ministerio Público y del Gobernador de Hidalgo, Omar Fayad que, tendenciosamente, estaban queriendo construir una responsabilidad para generar un efecto político”; respondió sin embargo que aun cuando fuera posible dicha eventualidad (porque lamentablemente la justicia en México a veces es utilizada para efectos políticos), los actores involucrados (MP, el diputado y las familias de los afectados) tienen recursos para sustanciar sus hechos.

 

“Ahora se ha difundido que la familia del joven que perdió la vida otorgó supuestamente un ‘perdón’; pero eso no excluye al diputado Charrez de responsabilidad ante nosotros porque al Comité de Ética no solo le interesa el tema legal y jurídico, sino recuperar la credibilidad y el nombre de este Poder de la Unión que es, posiblemente, el más desacreditado y desprestigiado del país”, resaltó.

 

“Los diputados y los partidos son instituciones muy desacreditados ante la población y en buena parte nos hemos ganado ese título sin negar que hay intereses que igual buscan denigrar para construir una especie de efecto ‘anti-política’ que es maliciosamente perjudicial para la sociedad, los ciudadanos y su representación, de ahí nuestro interés en trabajar en la recuperación y fortalecimiento de las instituciones que nos hemos dado y que han costado años de lucha y vidas”, subrayó.

 

Cabe destacar que, de acuerdo con el Artículo 38 del Código de Ética, por el incumplimiento de las disposiciones del mismo, podrá emitir la recomendación pertinente a la Mesa Directiva. Y en virtud de dicha recomendación, las y los legisladores, podrán:

 

I. Recibir amonestación pública o privada;

 

II. El legislador infractor puede ser removido del Comité o comisión (es) a la (s) que pertenezca, a propuesta de la Junta de Coordinación Política y en términos de lo que indica el Reglamento y disposiciones aplicables, y

 

III. Recibir suspensión de la dieta, en los términos que marca la Constitución.

 

Y según el Artículo 16, la investigación sobre conductas contrarias al presente Código, puede iniciar de oficio o a petición de parte de cualquier ciudadano, bajo su más estricta responsabilidad.

 

Cualquier ciudadano puede accionar el procedimiento de queja, ya que es un medio por el que se expresa la inconformidad sobre la conducta de un diputado o diputada, o en su caso un conjunto de ellos, y las quejas pueden concluir con una recomendación que sirve para conducir las acciones futuras de las y los legisladores.