Supervisan reparto de agua en las 16 delegaciones

Supervisan reparto de agua en las 16 delegaciones

Contralores ciudadanos y autoridades del Gobierno de la Ciudad de México supervisan la carga y salida de pipas de agua para distribución en las 16 delegaciones de la capital del país y garantizar el acceso a este derecho.

La mañana de este sábado, en un pozo de la delegación Coyoacán, contralores ciudadanos abordaron algunas unidades para acompañar su ruta y así vigilar que esta tarea se lleve a cabo de manera ordenada, honesta y eficiente a las zonas donde más se requiera.

El pasado viernes inició este mecanismo en cumplimiento con lo establecido en el Acuerdo por el que se instruye la coordinación de Acciones Interinstitucionales que contribuyan a garantizar el derecho al agua, publicado el pasado 23 de marzo en la Gaceta Oficial.

Desde el pozo auxiliar Xotepingo, los contralores inspeccionaron que la distribución corresponda a la solicitud ciudadana y que no sea condicionada.

En esta labor, durante la actual época de estiaje, participan 300 contralores ciudadanos y 450 pipas en toda la ciudad, cada una con capacidad para transportar entre 20 y 21 mil litros de agua; a cada familia que lo solicite se le distribuye al menos 70 litros.

Los contralores ciudadanos estuvieron acompañados por autoridades de la Secretaría de Gobierno, del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF CDMX), del Sistema de Aguas (SACMEX) y de la Procuraduría Social (PROSOC).

Además de dichas dependencias, la acción interinstitucional incluye la colaboración de la Agencia de Gestión Urbana (AGU), el Servicio Público de Localización Telefónica (LOCATEL) y del Consejo Ciudadano, quienes también reciben reportes para reparación de fugas. Las solicitudes de pipas se canalizan al SACMEX.

Para supervisar y atender cualquier incidencia que pudiera presentarse durante la distribución, toma de decisiones y atención de contingencias se instaló un centro de mando integrado por personal de la Secretaría de Gobierno, SACMEX, Contraloría General y delegaciones.

La Contraloría General, por su parte, se encargará de vigilar y verificar la atención al ciudadano en tiempo y forma, así como evitar que se condicione este derecho.

Además, las contralorías internas de las 16 delegaciones fungirán como receptoras de las quejas o inconformidades.

Las autoridades recomiendan a la población evitar el desperdicio y derroche del vital líquido.