Cuestiona Rafael Soriano a Enrique Peña sobre Nuevo Aeropuerto

Cuestiona Rafael Soriano a Enrique Peña sobre Nuevo Aeropuerto

Redacción | Ciudad de México.
Rafael Hernández Soriano, diputado federal del PRD y presidente de la Comisión Especial que da Seguimiento a la Construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, planteó 20 preguntas clave que el presidente Enrique Peña Nieto y su gabinete deben responder sobre la macro y multimillonaria obra, lo que derivará en el deslinde de responsabilidades por omisiones que se han detectado a tres años de que entre en operaciones la misma.

La administración de Peña Nieto no debe concluir sin haber explicado por qué la principal obra del sexenio está plagada de opacidad en la adjudicación y asignación de contratos, en el manejo de recursos públicos y privados, en la contratación de deuda y el ocultamiento de la misma, en el impacto ambiental no previsto antes de iniciar la construcción que por momentos se transforma en devastación de zonas aledañas y patrimonio cultural, añadió.

Entre las preguntas que realizó el diputado federal está si el mandatario tenía o no conocimiento del sobrecosto del diseño con base en los precios del mercado, lo que generó observaciones de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

El costo de la obra “ha sobrepasado ya” lo que EPN anunció en 2014 y aún faltan tres años para su conclusión, lo que genera dudas sobre la planeación y se prevé que el costo aumentará aún más.

Respecto a la barda perimetral le preguntó si tiene o no conocimiento de que la desarrolló la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) por adjudicación directa bajo el argumento de que era por seguridad nacional; sin embargo, la institución armada la subcontrató a particulares.

En lo que se refiere a la licitación para construir el Centro Intermodal de Transporte le cuestionó sobre si tuvo conocimiento de que se lanzó la convocatoria sin la clara idea de las características que debería tener, lo que llevó a la presentación de propuestas extremadamente distintas y propició que se declarara desierta, lo que retrasa aún más el desarrollo de esta obra.

“¿Usted sabía o no que se aprobó la realización del proyecto sin contar con todos los estudios de impacto ambiental, ya que existen contratos relacionados con fecha 2015 e información publicada incompleta y opaca, de manera deliberada sobre los resultados de estos estudios?”, ya que en fechas recientes comunidades aledañas a las minas donde se extrae material para el nuevo aeropuerto han denunciado afectaciones, abundó.

De igual forma, Hernández Soriano preguntó si se tenía o no conocimiento de que la Manifestación de Impacto Ambiental se realizó de manera apresurada, en apenas tres meses, si se considera la magnitud de la obra, lo que pone en duda su efectividad; además de que la consultoría Especialistas Ambientales, participante en dicho estudio, fue fundada por Rodolfo Lacy Tamayo, actual subsecretario de Planeación y Política Ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), lo que deja en claro que se trata de un conflicto de interés, y de no ser considerado así, que expliquen al pueblo de México qué es entonces.

El presidente de la Comisión Especial también cuestionó a Peña Nieto si sabía o no que no se ha hecho pública la forma en que se debe de informar a la sociedad del cumplimiento de las condiciones establecidas por la Semarnat para aprobar el proyecto, ya que de ello deriva tener certeza de que se cumple con la ley.

También le pidió que responda si “sabía o no que el ex vaso de Texcoco era la última esperanza que tenía la Zona Metropolitana del Valle de México para asegurar el abasto de agua a mediano y largo plazos”. Esto refleja, abundó, que los “cálculos para el nuevo aeropuerto fueron estrictamente políticos y no técnicos, pensados en la bonanza de pocos y en la marginación de muchos”.

El diputado federal del PRD también preguntó: ¿usted sabía o no que miembros de su gabinete han ignorado y desdeñado las instancias de coordinación y planeación en lo que respecta a las materias que, derivadas de la entrada en operación del NAICM, afectarán a los distintos municipios y demarcaciones de la Ciudad de México aledaños a la obra? La concurrencia entre diversos niveles de gobierno es una obligación constitucional en materias que afectan a dos o más demarcaciones que conforman una unidad demográfica.

El presidente de la Comisión Especial que da Seguimiento a la Construcción del Nuevo Aeropuerto resaltó en sus preguntas al titular del Ejecutivo si está en conocimiento de que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes privilegia a constructoras que dañan al erario público a cambio de obra defectuosa, como lo ha sustentado la Auditoría Superior de la Federación en el caso del consorcio ALDESA, responsable del socavón en el Paso Express, en Cuernavaca, Morelos, donde fallecieron dos personas derivado de la mala construcción.

El diputado Hernández Soriano canalizó a través del titular de la SCT el cuestionario dirigido a Peña Nieto y a su gabinete.